Trabajos prácticos de alumnos de DeporTEA

Lo que nos dejo

por Gonzalo Solaberrieta                 

                      

Pasó el mundial. Pasó la ilusión de los argentinos, de los jugadores, hinchas, messiacos, sabellistas, etc. Alemania es el campeón mundial de fútbol, una vez más ganó la proyección y el trabajo.

Brasil 2014 ya es historia. Luego de algunos rumores y opiniones que desencadenaban en que la copa se suspendería, por lo extra futbolístico, con 8 trabajadores de la construcción fallecidos en el armado de los distintos estadios para la competencia, por las marchas anti-mundial para que el gobierno de Dilma Ruseff deposite el dinero en mejoras hospitalarias, de transporte, de educación, entre otros pedidos, la cita mas importante del mundo del fútbol se llevó a cabo.

¿Cuantas sorpresas no? En los grupos denominados “De la muerte” se dio todo lo que no se esperaba. Por un lado en el grupo D, Uruguay y Costa Rica se clasificaron y dejaron en el camino a dos campeones del mundo: Italia e Inglaterra. En el otro, Chile paso a Octavos junto con Holanda (este no fue sorpresa) y acá sí, la GRAN sorpresa, España el campeón del mundo en la edición anterior, fue eliminado en la zona de grupos, al igual que Australia que no sumo puntos.

¿Y el local? Pasó a Octavos de buena manera, pero en Octavos casi adelanta su eliminación. Le ganó por penales a Chile y casi lo pierde al minuto 118 del tiempo extra (Pinilla se tatuó esa jugada donde según él silenció al estadio Maracaná). Luego superó a una de las mejores selecciones del mundial, la Colombia de James Rodríguez (goleador del mundial con 6 tantos). Fue 2-1 pero con una imagen floja, en el segundo tiempo, y no propia de su histórico y característico modo de juego. Luego su máxima vergüenza en la historia de los mundiales, derrota ante Alemania por 7-1 en semis para luego perder en el juego por el 3° puesto, 3-0 ante Holanda y así quedarse con la cuarta posición, con su gente.

El mundial también tiene sus sorpresas. En este caso la gran revelación fue Costa Rica, con su referente Bryan. Los “ticos” le ganaron a Uruguay y a Italia en el grupo (dos campeones del mundo) e igualaron sin goles ante Inglaterra. Luego en Octavos, con uno menos casi todo el segundo tiempo llevaron a Grecia a los penales y ganaron. Y el casi-golpe del mundial fue en Cuartos, cuando lograron ir a los penales ante Holanda y se encontraron con el arquero “ataja penales” de Van Gaal y fueron eliminados. Aplausos! Y algunos para Argelia también, que jugó lindo por momentos e hizo sufrir a Alemania en Octavos, quien los derrotó en el segundo tiempo suplementario.

El Balón de Oro (premio al mejor jugador) fue para el mejor del mundo, para Lionel Andrés Messi, quien lo echó de menos y dijo que el quería trae la copa nada más. La Bota de Oro (trofeo al goleador) fue de James Rodriguez de Colombia, quien convirtió 6 goles. El Guante de Oro (Al mejor arquero) fue para Neuer, el uno de la Alemania campeona del mundo. Por último el premio al mejor jugador Joven se lo llevó Pogba, player del seleccionado francés y que juega en la Juventus de Italia

Argentina finalizó segunda, pudiendo haber quedado primera. Y digo esto pensando en el duro rival que tenía enfrente y viendo el tramite del partido, con un Sabella que planteó un buen partido pero que no le alcanzó, con fallas en las definiciones de las llegadas. Seguramente los hinchas recordaremos por mucho tiempo los mano a mano que tuvieron Higuaín, Messi y Palacio.

Alemania fue el campeón. Conviertió 18 goles en la competencia, de los cuales cinco los hizo Thomas Müller, el goleador del equipo. El campeonato tuvo un promedio de 2,7 goles por partido, mejorando la media del mundial pasado jugado en Sudáfrica en 2010, en donde este fue de 2,3.

 

Así finalizó una nueva Copa del Mundo, así finalizó Brasil 2014. Nos espera Rusia 2018.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Diseño por Bianco Web