Trabajos prácticos de alumnos de DeporTEA

LE PUSO BANCA AL CAMPEON

 

Por Nahuel Calderón.

Argentina dominó durante todo el encuentro a Uruguay, intentó imponer en todo momento el ¨estilo Martino¨ pese a la disposición defensiva que el rival optó. El equipo quedó primero con cuatro puntos en el grupo “B”, bien posicionado de cara a la última jornada. De esta manera, las dudas que habían aparecido en el segundo tiempo contra Paraguay quedaron lejanas.

Con Javier Pastore como amo y señor del juego, Agüero en un excelente estado físico -autor del único gol del encuentro-, un Messi maduro, líder y demostrativo en cuanto a personalidad, la gran actuación de “Chiquito” Romero cuando se lo necesitó, sumado a la característica entrega atlética aportada siempre por Mascherano, la selección pudo vencer al Campeón de América.

pastoreDurante la etapa inicial, el equipo del “Tata” Martino monopolizó el juego, aunque no pudo mostrar todo su poderío, ya que el rival se inclinó por un sistema defensivo/combativo. La selección oriental intentó cortar todos los sistemas de juegos de Argentina con faltas tácticas y algunas violentas. Los dirigidos por Óscar Washington Tabárez no dejaban grietas en defensa y cuando Argentina quedaba descompensaba intentaba contraatacar de la mano de un Cavani, apagado durante todo el encuentro, y Diego Rolan – Jugador del Girondins de Burdeos de Francia -,  batallador delantero que ocupa el lugar de Luis Suárez, quien está cumpliendo su larga sanción impuesta por la FIFA en el Mundial de Brasil.

aguero golA los 11 minutos del complemento, tras un gran escape de la marca por parte de Pastore, el jugador de París Saint-Germain, habilitó a Pablo Zabaleta con un pase diagonal hacia la derecha que derivó en centro para Agüero, éste anticipó con un cabezazo a los zagueros orientales. 1 a 0, a otro partido.

 

Desde ese momento y hasta el final del encuentro, los equipos quedaron partidos y descompensados en el mediocampo, Uruguay cambió su disposición inicial, salió en busca del empate a fuerza de garra y empuje, situación a la que Argentina tuvo que someterse hasta el desenlace. La Selección tuvo tres posibilidades claras -de contraataque- para concretar el segundo gol. Desaprovechó todas y sufrió hasta el final, pese a haber compensado lamitad de la cancha con el ingreso de Ever Banega – por Javier Pastore- , quien sirvió de motor de auxilio el partido anterior.

El siempre difícil Uruguay sucumbió ante el caudal futbolístico del equipo de Martino. La victoria no solo vale tres puntos, es un envión anímico muy importante de cara al partido final de la fase de grupo ante Jama ica, y ya pensando en la ronda eliminatoria, que serán igual o más difícil de disputar. Se le ganó al mejor, al campeón, y la ilusión está firme, como desde el primer minuto, pero a no confundirse, esto recién comienza.

festejos

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Diseño por Bianco Web