Trabajos prácticos de alumnos de DeporTEA

El valor de la información

por Paola Perez

 

Hace dos años Edward Snowden, ex agente de la CIA, filtraba documentos clasificados de la agencia de inteligencia norteamericana, y así comenzaba algo que hasta el momento era un secreto a voces.

Por una cuestión propia, el mismo Snowden no develó toda la información que tenía. “Quiero que me garanticen que estas historias se publicarán una a una, para que el público entienda lo que debería saber”, reclamaba el ex agente al periodista elegido para brindar la información, Glenn Greenwald.

Comenzó mostrando documentos que “probarían” que Estados Unidos, tenía agentes en territorio latinoamericano, y que por medio de ellos, obtenía acceso a información de los círculos más cercanos al poder de cada país, demostrando además la vulnerabilidad de estos.

Dilma Rousseff, presidenta de Brasil, uno de los países afectados, reclamó que si el espionaje extranjero era confirmado, sería una “violación de la soberanía” nacional.

Pero por supuesto, no termino ahí. TN.com.ar, en asociación con el diario online, The Intercept, expuso recientemente documentos que muestran un invasivo y agresivo plan de Inglaterra para sostener su poder sobre las Islas Malvinas, mediante espionaje y vigilancia masiva.

El material contiene correos, memos, presentaciones y comunicados internos, que datan desde 2006 hasta 2011 inclusive. El espionaje incluye operaciones encubiertas en redes sociales, intervención de comunicaciones militares y de seguridad. Todo con un claro objetivo: estar informados acerca de los planes de Argentina respecto de las Islas Malvinas e influir en la opinión pública.

De acuerdo con el topo de la CIA, el JTRIG (Joint Threat Research and Intelligence GroupGrupo de Búsqueda e Inteligencia contra Amenazas), “ha desarrollado herramientas para plagar internet con información falsa, incluyendo la habilidad para manipular encuestas online, inflar artificialmente la cantidad de personas que visitan determinadas páginas o amplificar los pedidos de sanción en YouTubepara videos con contenidos que no les favorezcan”. Eso, entre varias otras capacidades, como la de plantar posteos en los muros de Facebook “de todas loas personas de un país entero”. Se demostró entonces que este grupo de espías, desarrolló estas técnicas para recolectar información de inteligencia, implantar propaganda encubierta, y disminuir o desacreditar oponentes, siempre y cuando favorezcan a su objetivo principal, que la “Argentina no recupere la soberanía sobre las Islas Malvinas”.

Todos estos hechos, no son parte de un guión de una nueva serie de espías, ni de una película de Hollywood, sino una muestra de esa cortina de humo, que existe en la actualidad, sobre los medios de comunicación, y la realidad. Además de resaltar y ponernos en aviso sobre la manipulación de la información.

Hoy en día, las redes sociales sirven también a ese propósito. Forman opinión. Una función que antes estaba relegada a los medios, con la responsabilidad que esta conlleva, y que ahora es parte del vox populi, por medio de un simple posteo

¿Cuál es el valor real de la información? Si ni siquiera sabemos si lo que recibimos diariamente es una mera distracción o un pantallazo de la realidad que nos toca vivir. ¿Cómo volvemos a confiar en lo que vemos? Si no podemos ni siquiera confiar en una publicación de Facebook.

Estados Unidos trato de todas maneras posibles de desacreditar la imagen del joven ex agente de la CIA, pero el daño estaba hecho. La credibilidad del imperio siempre estuvo a prueba, por aquellos locos, que buscaban conspiraciones, y que eran tildados como raros. Hoy les damos algo de mérito. La única realidad es que el valor de la información hoy en día es relativo. Millones se gasta anualmente en espionaje comercial por ejemplo, y poco significa para quien obtiene la información si ésta le beneficia duplicando o triplicando el valor invertido. En los ámbitos políticos, la información correcta puede significar la candidatura a la presidencia, o quizás el rechazo de esta. Pero para Snowden vale su propia vida.

Para los simples mortales, el valor también es relativo, porque sabemos y entendemos que más allá de su valor intrínseco lo que obtiene quien la posee es poder, que es al fin y al cabo lo que mueve el mundo.

 

 

 

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Diseño por Bianco Web