Trabajos prácticos de alumnos de DeporTEA

El mejor va al arco

por Leyes Karina, Bolaños Rodrigo, Alonso Martín, Waslet Juan

El entrenador de la Selección Nacional, Sergio Batista, confirmó ayer los 17 jugadores del ámbito local para entrenar en Ezeiza a partir de la semana que viene.

El arquero de River, Juan Pablo Carrizo,fue la principal novedad en la lista del “Checho” y esto lo acerca más a participar en la Copa América que se disputará en nuestro país en el mes de julio.

Las razones principales del regreso de Carrizo al arco de la selección son sus buenos rendimientos en River y el concepto del cuerpo  técnico hacía él. Su último partido con la celeste y blanca fue aquella tarde fatídica en la que Argentina perdió en La Paz 6 a 1 ante Bolivia.

Además de Carrizo también fueron convocados : Lisandro López (Arsenal); Enzo Pérez (Estudiantes) ; Fabián Rinaudo y Luciano Aued (Gimnasia); Fabián Monzón, Cristian Chávez  y Pablo Mouche (Boca) ; Ismael Quilez (Colón) ; Agustín Marchesini y Diego Valeri (lanas); Mauricio Sperdutti (Newells); Juan Pablo Carrizo y Jonathan Maidana (River); Iván Pillad, Claudio Jacob y Gabriel Hauche ( Racing).

El D.T. se tomó una pausa y centró sus ojos en los jugadores del campeonato nacional para llegar con más variantes al plantel que integrará la Copa América.

El listado tendrá como prioridad la “convivencia de grupo “ que Batista siempre se refleja en compartir códigos y lealtades.

Luego de la gira el “Checho”, manifestó que el 80% de la base de la lista para la competencia continental estuvo dentro del plantel que empató con Estados Unidos y Costa Rica. La prioridad del campeón mundial del ´86 son los jugadores con capacidades técnicas que garanticen la posición de la pelota, como se vio en el primer tiempo en Nueva Jersey, por eso es casi un hecho que un volante como Ever Banega que cumple funciones variadas de un cinco con salida y disfraz de enganche integre la lista oficial, al igual que Estaban Cambiasso para generar ideas en el medio, zona comandada por el capitán e indiscutido Javier Mascherano. Otro que tuvo un buen rendimiento en el empate en cero con los centroamericanos, es el rubio del Andercecht Lucas Biglia, que hizo jugar a los demás y cumple con los requisitos predilectos de Batista.

Los que corren de atrás para ocupar vacantes en el medio campo son Mario Bolatti, hoy con más chances por su continuidad en el Inter de Brasil, que antes fuera de ritmo en Florentina.

A Fernando Gago no lo acompaña la suerte dado sus lesiones en el Real Madrid y su rendimiento dentro de la lista anteriores del “Checho”. Dentro del plano local, Claudio Jacob y Enzo Pérez son variantes posibles que entusiasman por su juego. Volviendo a los volantes del plano internacional, Fernando Beluschi, Andrés D ´Alesandro y sobre todo Javier Pastore unen condiciones para estar dentro del plantel que disputará la Copa en julio.

El arco es un casillero incógnito desde hace tiempo en la selección mayor. Mariano Andujar jugó en la gira y dejó ciertas dudas bajo los tres palos y su fuerte no es la salida con las piernas, una exigencia que impone el DT. Por el contrario, Sergio Romero, en líneas generales, es un arquero que responde bien con los pies y se podría convertir en el primer arquero de la “Albiceleste”.

No necesita prueba alguna

Después de flojas actuaciones argentinas bajo los tres palos, Juan Pablo Carrizo retorna a la selección, para quedarse con el arco nacional.

Sergio Batista habla constantemente del manejo de la pelota y del cuidado permanente del baló como máximo fundamento para que su selección logre resultados con más facilidad. Pero no es ese el problema principal actual del equipo argentino. La falencia más grande de los últimos tiempos ha estado en quienes se paran bajo los tres palos. Y Checho lo sabe, por eso la determinación de que Carrizo retorne a los entrenamientos con el conjunto nacional.

El actual arquero de River volverá a trabajar con la “albiceleste” a partir del lunes, después de aquel 6 a 1 a manos de Bolivia que lo marginó de volver a ser el “1” argentino. Pero ante la falta de seguridades absolutas mostradas por Sergio Romero y Mariano Andujar, sumando a sus buenas actuaciones, Batista no tuvo opción, y decidió llamar a JP, quien, teniendo en cuenta a sus competidores por el puesto, sólo necesitará cumplir para quedarse con su lugar y disputar la Copa América.

Cuando la titularidad en el primer equipo dependió de sus participaciones, Carrizo respondió con soltura. Tanto, que para muchos se trataba del arquero argentino para Sudáfrica 2010. Pero decisiones totalmente personales de su técnico en Lazio de Italia, quien no compartía su juego con los pies al momento de arriesgar una maniobra personal ante delanteros rivales, lo dejaron en el banco de suplentes y , en consecuencia, fuera del once ideal de Maradona.

Pero cuando se trata de urgencias, y de tapar huecos que ya no pueden disimularse, se acude a los de siempre, a lo seguro. Para terminar con las pruebas y los intentos de restarle importancia a nombre de quien se ponga la “1” de la selección. Aunque, es cierto, Juan Pablo Carrizo no necesita prueba alguna.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Diseño por Bianco Web