Trabajos prácticos de alumnos de DeporTEA

COLOR ESPERANZA

4 de Julio… Un día como cualquier otro ¿Un día como cualquier otro? Si es así, por qué hay más banderas argentinas que de costumbre colgando de los balcones de edificios; por qué aquel hombre que toda su vida se declaró ateo se lo ve entrando a esa vieja iglesia con un rosario colgando y una camiseta albiceleste con el nombre de Messi puesta; me pongo a pensar y claro… Ahora entiendo todo, hoy juega la selección, no es un amistoso, es una FINAL.

Y sí, algunos dirán que la del Mundial ya pasó, pero cada uno tiene su sabor especial, como el vino, por cierto, ¡100% argentino! Ahora vamos por la Copa América ni más ni menos que contra Chile, el local en esta competición.

CA110. SANTIAGO DE CHILE (CHILE), 04/07/2015.- El delantero argentino Lionel Messi (d) y el centrocampista chileno Arturo Vidal, durante el partido Chile-Argentina, de final de la Copa América de Chile 2015, en el Estadio Nacional Julio Martínez Prádanos de Santiago de Chile, Chile, hoy 4 de julio de 2015. EFE/Juan Carlos Cárdenas

Por fín las eternas horas pasaron y son ya las 17, pelota ubicada en el centro del círculo media de la cancha con casi todo un estadio tirándonos en contra, relamiéndose y añorando la oportunidad de gritarnos algún gol.campeonesmesssi

Luego de 90 minutos donde la Argentina no hizo un gran juego pero que estuvieron repletos de emociones: amenazas en el ataque chileno, principalmente ocasionadas por Arturo Vidal y Vargas, una tapada del arquero de “la roja”, un gol que gritamos todos pero que correctamente fue anulado por posición adelantada y la emoción de ver a nuestro “patrón” del mediocampo, Javier Mascherano, prácticamente jugando desgarrado, fuimos a la prórroga.

Ahí las emociones no cesaron, sino que incrementaron, principalmente en el último minuto, cuando el actual delantero del Nápoli de Italia, Gonzalo Higuaín, tuvo esa chance increíble que no supo definir al lado del arco. Uno no sabe si quería a esa altura ver la repetición de la jugada, porque confieso que en mi caso temía que, de tanto repetirla, terminara entrando.

higuainnnnnnEsos 30 minutos terminaron y el marcador permaneció igualado sin goles, quieto como estatua en plena peatonal. Eso sólo significaba una sola cosa: Penales.

A esta altura quién no se acordó de los penales ante Holanda el año pasado, ante Colombia unos partidos atrás, de aquel “hoy te convertís en héroe”, aparecieron los millones de matemáticos y adivinos: “y si erran este y metemos el otro y ellos erran el segundo” decía uno, “si llegan a errar este y nosotros erramos no sería tan malo, estaríamos igual”, planteaba otro.

En fin, millones y millones de argentinos  atrás de la televisión esperando ese momento, otros seis mil en cancha agitando sus banderas, saltando en el lugar y gritando “VAMOS VAMOS ARGENTINA” , el resultado lo sabemos todos: la efectividad de Chile en los cuatro penales que ejecutó y el único gol que Messi marcó junto con el mal disparo del “pipita” y la masita de Banega, dictaron el resultado final… Fue 4-1 y la desilusión…

penahiguainnn

¿No te pasa que todavía no lo podes creer? Otra final en el camino y una nueva frustración sumada en una competencia donde éramos claros favoritos. Pero no hay que decaer… No todo es tan malo, sos al igual que yo, hincha de un seleccionado que fue de puro “guapo” a hacer frente a una masa de hinchas rivales que disfrutaban el triunfo casi más, que vernos caer.

festejosss

Más importante que lo que pasó es lo que vendrá, lo que ocurrió quedará en la cargada, en el folklore internacional, pero en lo que vendrá no hay nada dicho. Como hacen los jugadores y al inicio de cada partido, juntémonos, hagamos de millones de corazones celestes y blancos, el sentimiento y la ilusión de luchar por lo que vendrá, si hasta el cielo a pesar de haber perdido sigue siendo de nuestro color, y lo seguirá siendo.

Demostremos, una vez más y como tantas veces ya lo hicimos en la historia, que nuestra bandera es la que defendemos, como diría aquel viejo cántico del 2002, demostremos que el celeste y el blanco no son dos colores diferentes, son un mismo color ¿Cómo se llama? Simple, color esperanza.

Una respuesta to “COLOR ESPERANZA”

  1. Elisbet Paez dice:

    Hermosa descripción de un día que ya queremos olvidar! Hay que enarbolar esa bandera de Color esperanza y tirar para adelante! Y sobre todo acompañando a Messi, que tan bastardeado fue por los exitistas de siempre.
    Felicitaciones para el alumno.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Diseño por Bianco Web